Ruta de origen medieval que discurría desde el Norte de Portugal hasta Santiago. Por ella pasaban arrieros cargados con miles de litros de vino que entraban en la ciudad del apóstol por la Porta de Mazarelos, y llenaban de alegría al pueblo, ya que si había un vino muy preciado por el cabido compostelano era el vino de Ribeiro. , y si había un vino que se consumía en las tabernas, era el de Ulla.

Pero este camino no era solo una ruta comercial, también era una ruta de peregrinaje, una alternativa al tradicional camino portugués, curioso que al final todos los caminos llevan a Santiago y no a Roma.

Esta ruta entra en el Municipio de Vedra por el Ponte de Sarandón, un puente que se construyó en 1931, tras más de 200 años sin puente, durante los cuales los peregrinos debían cruzar el río en barcas. El camino continúa hasta llegar al Pazo de Ximonde, hoy convertido en Bodega de Barallobre, ya no hay arrieros que pasen por este camino pero el vino sigue siendo parte del camino. El camino se une a la antigua Vía da Prata en Lestedo hasta llegar a Santiago.